Regresar a Tienda

Bondage y erotismo

¿ Qué es bondage?

 El bondage es una práctica sexual en la que se utilizan ataduras. se considera una inmovilización erótica, que se volvió más  cotidiano a partir de la película las 50 sombras de grey. 

¿Cuál es la diferencia entre bondage y “BDSM” como práctica sexual?

“BDSM” es un término creado en 1990 para abarcar un grupo de prácticas y fantasías eróticas, cuyas siglas significan: Bondage; Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo. Abarca, por tanto, una serie de prácticas y aficiones relacionadas entre sí y vinculadas a lo que se denomina sexualidades no convencionales o alternativas. A veces, en el vocabulario cotidiano, se utilizan las expresiones sado o sadomasoquismo para referirse al “BDSM” y es incorrecto ya que el “BDSM”  incluyen prácticas más variantes y admiten gran cantidad de manifestaciones diferentes. Eróticamente el  “BDSM” conlleva siempre el consenso de los participantes.

¿Qué significa cada término de las prácticas eróticas?

Bondage: El término bondage también suele asociarse a las ataduras con sogas u otros elementos de restricción, que se utilizan muchas veces en el BDSM. Las prácticas eróticas relacionadas con el bondage, son propiamente las que establecen roles de poder asimétricos, un ejemplo es  amo-esclavo, jefe-empleado, maestro-alumno, policía-detenido, etc. En la práctica también se relaciona esta expresión con las ataduras y restricciones con fines eróticos.

Disciplina: prácticas eróticas relacionadas con reglas, castigos, adiestramiento, protocolos de comportamiento, posturas según las circunstancias, etc.

Dominación: Una persona adopta un rol dominante para actuar de acuerdo a su voluntad y su deseo sobre otra u otras personas que adoptan un rol sumiso. La persona en el rol dominante manda y dispone, está sujeta al consenso y los límites establecidos por la persona que acepta ser dominada.

Sumisión: Una persona adopta un rol sumiso en el que queda bajo la voluntad de otra u otras personas que adoptan un rol dominante. La persona en el rol sumiso obedece o deja que se actúe sobre su cuerpo, puede hacer uso de arnés, kits de esposasataduras, correas. Se trata siempre de una situación de sumisión voluntaria, dentro de los marcos de los límites establecidos por la persona que adopta el rol sumiso.

Sadismo: Prácticas sexuales y eróticas en las que una persona obtiene placer causando dolor, humillación o incomodidad a otra persona que acepta esa situación. Son siempre  prácticas voluntarias que no pueden ir más allá de los límites establecidos por la persona que recibe el dolor, la humillación o la incomodidad, y que se pueden parar en cualquier momento. La persona que adopta el rol sádico, y hace uso de juguetes sexuales relacionados a esto cuida en todo momento la situación de la persona que recibe el dolor, la humillación o la incomodidad, a fin de evitar cualquier daño. Se trata de una práctica erótica que no tiene ninguna similitud con el sadismo criminal.

Masoquismo: una persona obtiene placer experimentando dolor normalmente hacen uso de juguetes sexuales como látigos, bondage cadenas de restricción,  humillación o incomodidad, generalmente a manos de otra persona que acepta esa situación. Se trata siempre de prácticas voluntarias que no pueden ir más allá de los límites establecidos por la persona que recibe el dolor, la humillación o la incomodidad, y que se pueden frenar en cualquier momento.

El fetichismo preferencia sexual por objetos inanimados o bien por partes concretas del cuerpo,  no está incluido dentro de las prácticas y gustos eróticos “BDSM”. 

¿Cómo iniciarse en el bondage?

Para que la experiencia con el bondage sea 100 % placentera, es importante que haya consentimiento por ambas partes. La comunicación previa y la confianza son los pilares más importantes para sacarle provecho a esta interesante práctica sexual. Asimismo, es bueno tener en cuenta algunos consejos previos que pueden ayudar a iniciarse de forma segura y haciendo a un lado los temores.

1. Elige un rol

En el juego del bondage hay una persona sumisa y otra dominante. Ponte de acuerdo con tu pareja para saber quién va a asumir cada rol.

2. Vive tu personaje

Sea cual sea el rol que decidáis asumir, disfrútalo. Esto te permitirá explorar tu sexualidad de una forma que quizá no conozcas, cumple los caprichos de tu pareja y síguele el juego, sé creativo y anímate a cumplir  fantasías.

3. Usa vendas para los ojos

Las vendas en los ojos son un buen complemento para la práctica del bondage. Estas hacen la experiencia más divertida e impiden que haya distracciones visuales.

4. Crea código en pareja 

Utiliza una o varias palabras claves. Estas se utilizarán cuando alguno no esté de acuerdo con algo o cuando queráis parar por completo.

5. Prueba posiciones distintas

Al principio puede que te limites a una sola posición por el tipo de atadura. Sin embargo, lo ideal es variar las posiciones y utilizar herramientas, como juguetes sexuales, Kits Bondage, esposas, disfraces  para que la experiencia sea más placentera y divertida.

Recomendaciones en Bondage

Hay posiciones que requieren de cierta práctica previa y preparación. Aunque en las películas se muestran como si fuesen sencillas, una mala práctica puede causar lesiones, o bien, arruinar el acto.

Inicia  con lo básico y cosas distintas cuando tengáis m ve probando cosas según obteniendo la experiencia experiencia.

El bondage es una práctica que puede dar mucho placer cuando hay consentimiento por ambas partes. Lo importante es tener claro que de verdad quiere practicarse y ejecutarla de forma responsable. La comunicación es clave.

tentrashop
ENTREGA GRATIS
En todos los pedidos
tentrashop
DEVOLUCIONES GRATUITAS
Política de devolución sin hacer preguntas
tentrashop
¿NECESITAS AYUDA?
Escríbenos a este correo info@tentrashop.com
tentrashop
GARANTÍA DE DEVOLUCIÓN DE DINERO
Proceso de compra libre de preocupaciones

By using this website you agree to accept our Privacy Policy and Terms & Conditions

Carrito de compras

×

No hay productos en el carrito.